PATOLOGÍAS TRATABLES CON OSTEOPATÍA

- AMIGDALITIS (ANGINAS): tras tratar cientos de casos durante más de 15 años, con UNA MANIPULACIÓN OSTEOPÁTICA INDOLORA (ESTIRAMIENTO), Agustín Luceño está realizando su TESIS DOCTORAL (TRATAMIENTO GRATUITO) comparando dos tipos de estiramientos en un ensayo clínico aprobado por el Comité Ético de la Universidad de Sevilla. Para niños y adultos.
 
- TORTÍCOLIS CONGÉNITA: en la tortícolis el bebé presenta inclinación lateral de la cabeza de un lado y rotación del mentón en sentido contrario. Se debe a un acortamiento con fibrosis del músculo esternocleidomastoideo (ECM). Hay dos causas más frecuentes: Parto traumático, con sufrimiento en la expulsión. El músculo ECM se estira, desgarrándose y provocando un fuerte hematoma que luego se fibrosa. Malposición intrauterina durante el embarazo, que provoca una disminución de la irrigación vascular de ECM, que evoluciona hacia una fibrosis con acortamiento. Con osteopatía liberamos el cráneo y trabajamos el ECM, elogándolo y corrigiendo la posición de la cabeza, lo cual previene y corrige la plagiocefalia.
 
- OBSTRUCCIÓN DEL CONDUCTO LACRIMAL: en el bebé provoca lagrimeo excesivo, debido a que el conducto que va del ojo a la nariz (nasolagrimal) está cerrado. Con osteopatía craneal liberamos el conducto y se evita la cirugía en gran cantidad de casos.
 
- OTITIS MEDIA AGUDA: los lactantes y niños pequeños presentan una predisposición anatómica a las infecciones del oído medio por vía tubárica, ya que tienen una trompa de Eustaquio corta y amplia . A través del tratamiento osteopático (que no sustituye al tratamiento médico, sino que lo refuerza) trabajamos el cráneo del bebé, liberamos la trompa de Eustaquio, liberamos los músculos periestafilinos y trabajamos el esternón para estimular el timo y aumentar el drenaje linfático, además de liberar las tensiones del diafragma y pelvis siguiendo las enseñanazas del gran osteópata norteamericano Robert Fulford D.O.. Este tratamiento es efectivo para superar la crisis y también previene recaídas.
- LUXACIÓN CONGÉNITA DE CADERA: supone la dislocación de la cadera del bebé, sea por laxitud de la cápsula o bien porque el acetábulo tiene poca profundidad. El tratamiento médico-ortopédico consiste en la utilización de pañal en abducción o bien férula. El tratamiento osteopático ayuda en la conformación adecuada de la cavidad acetabular y recentrado de la cabeza femoral.
- ESTREÑIMIENTO: la osteopatía activa y regula el persitaltismo intestinal, ayudando de manera importante en la lucha contra el estreñimiento.
 
- REFLUJO GASTRO-ESOFÁGICO o regurgitación: trabajamos sobre el diafragma, el píloro, el nervio vago izquierdo (control parasimpático del píloro) y su relación a su salida con el agujero rasgado posterior en el cráneo.
 
- BRONQUIOLITIS: la inflamación bronquial puede encontrar en la osteopatía una ayuda para su complicado tratamiento. Trabajamos los pulmones, bronquios, costillas y columna dorsal, así como el nervio vago que controla el parasimpático.
- CÓLICO DEL LACTANTE: El cólico del lactante se caracteriza por espasmos del colon del bebé que provocan un lloro inconsolable con “encogimiento” de piernas y muchas veces abdomen endurecido mientras dura la crisis.
 
La duración es muy variable, desde minutos a horas y suele tener un patrón horario repetitivo (es frecuente la aparición hacia la tarde noche). Suele iniciarse en torno a la 2º-3º semana de vida y dura hasta el 3º-4º mes (a veces, más raro, hasta el 5º mes), momento en el cual remite espontáneamente. El origen o etiología es desconocido, pero hay factores como la inmadurez del sistema digestivo (es mucho más frecuente en los bebés prematuros), sufrimiento en el parto (y especialmente la utilización de fórceps o ventosas) o la intolerancia a la leche artificial. Puede acompañarse, o no, de exceso de gases y estreñimiento. 
 
Es importante acudir primero al pediatra para descartar otra patología. Agustín Luceño tiene una amplia experiencia en el tratamiento de osteopatía para el cólico del lactante, desarrollándolo y mejorándolo a lo largo de muchos años. En la actualidad, el tratamiento ha alcanzado una gran efectividad y, en el mismo, tratamos tanto el sistema visceral del bebé, como el cráneo y la columna. Habitualmente con el tratamiento el bebé duerme y come mucho mejor.
De media, se aplican tres sesiones, una por semana, pero los casos más cronificados pueden necesitar alguna más. Normalmente hay una clara mejoría desde la primera visita disminuyendo la intensidad y duración del cólico. Hay que señalar que el tratamiento es totalmente indoloro para el bebé. 
 
- PLAGIOCEFALIA.
- HIPERACTIVIDAD Y DÉFICIT DE ATENCIÓN. Muchos casos están agravados por el exceso de tensión en el Sistema Cráneo-Sacro, generalmente desde el parto. Mejoran mucho con Osteopatía Craneal (Cráneo-Sacra), generalmente desde la primera sesión. De 2 a 4 sesiones son recomendables.
 
- INSOMNIO. LLANTO DEL BEBÉ. Muchos bebés que lloran en los primeros meses tiene exceso de tensión cráneo-sacra, poca flexibilidad sutural. Con un tratamiento save de Osteopatía cráneo-Sacra Agustín Luceño consigue que duermana plácidamente durante horas desde la primera sesión. Muchas veces se duermen durante el tratamiento, cuando se empiezan a relajar... ¡LOS BEBÉS Y LOS PADRES DESCANSAN POR FIN CADA NOCHE! Es de los tratamientos más agradecidos e importantes para el futuro del bebé, tanto en lo físico como en lo emocional.
 
- DISLEXIA: el Dr. John Upledger especifica en su sibro "Your inner physician and you"  que la dislexia se correlaciona con hipomovilidad del hueso temporal derecho, por el lóbulo temporal derecho, pudiéndose corregir el temporal y la dislexia con Terapia Cráneo-Sacra. La discalculia la relaciona con el hueso temporal izquierdo.
 
En nuestra consulta tuvimos un caso llamativo de una niña de cuatro años con dislexia y el hueso temporal derecho muy fijado, que al final de una sola sesión empezó a leer mejor y al cabo de una semana estaba curada de su dislexia, según refirieron sus padres, ambos psicólogos, que llevaban medio año tratándola convencionalmente y la niña seguía atascándose en las sílabas de tres letras, antes de tratarla. ¡En una sesión se curó! Agustín Luceño estuvo media hora liberando ese hueso suavemente, hasta conseguir una flexibilidad normal, y otra media hora equilibrando todo el sistema cráneo-sacro. Recordemos que cualquier golpe en una caída puede fijar una sutura craneal.